Ale Marcote Aprender del Error México

Conclusiones del Evento: Emprende y Fracasa sin Miedo al Éxito (México)

Fracaso en el emprendimiento: ¿Por qué fracasan los negocios en México y cómo evitarlo.

Emprende y fracasa sin miedo al éxito es el evento que organizó Wortev México. La mala administración financiera, falta de planeación y de análisis del mercado y la poca profesionalización del negocio son sólo algunas de las causas del fracaso en el emprendimiento. En México solo el 25% de las Pymes sobreviven los dos primeros años, según la ASEM (Asociación de Emprendedores de México).

Las tasas de fracaso se incrementaron debido a la crisis económica que trajo la crisis de sanitaria por la Covid-19. De acuerdo con el Reporte Global sobre el estado de las Pequeñas Empresas realizado por Facebook, al menos 11 por ciento de las Pymes cerraron en los primeros cuatro meses del 2021 por la contingencia.

El fracaso en el emprendimiento puede tener causas exógenas (fuera de la startup o pyme) y endógenas (internas). Una causa exógena que deriva en un fracaso empresarial puede ser el contexto de la pandemia, los problemas económicos globales o alguna regulación. Mientras que en las endógenas se encuentran las más comunes, ya mencionadas al principio.

Pero, ¿el fracaso en el emprendimiento es el final en el camino? ¿Se trata de una derrota definitiva? La respuesta es no, esta decepción puede ser sólo el inicio para volver a emprender, esta vez con más sabiduría y cautela, aprendiendo del error.

En el WORTEV Rise Day de noviembre Emprende y fracasa, sin miedo al éxito, los expertos en fracasos: Ale Marcote, directora de Aprender del Error y Carlos Zimbrón, CEO y cofundador de Fuckup Nights hablaron de cómo cambiar el paradigma negativo del fracaso en el emprendimiento y aprender de los tropiezos en los negocios.

 

Con base en su experiencia, estos expertos expusieron las causas más comunes fracaso en el emprendimiento y también sus claves para convertirlos en una oportunidad.

 

No revisar el modelo de negocio y las finanzas

Durante el primer bloque de este evento, Carlos Zimbrón, cofundador y CEO de Fuckup Nights Global, compartió una experiencia que marcó su principal aprendizaje. Cuando surgió este movimiento en la Ciudad de México hace nueve años, los primeros cuatro no generaron utilidades.

Esto demuestra que, a pesar de tener una gran idea, el modelo de negocio se convierte en un factor determinante para el fracaso en el emprendimiento. Precisamente, la mala administración o planeación financiera es el primer motivo de fracaso, de acuerdo Zimbrón.

“No necesariamente tiene que ver con que el negocio sea bueno o malo o incluso, tenga cierto nivel de éxito en ventas. Aunque tengas todo el oro del mundo, pero no se administra bien, se va a fracasar”, asegura. Para evitarlo, el CEO de FuckUp Nights recomienda rodearse de expertos en cada área para evitar que se convierta en un motivo determinante para el fracaso en el emprendimiento.

Ante esto, recomienda transformar la connotación negativa que le asignamos al fracaso. La clave es desechar los miedos ficticios y verlo como gasolina para los nuevos inicios. De esta manera, “el fracaso se convierte en el combustible más potente para generar nuevas oportunidades”.

 

No aprender las lecciones del propio negocio

“Fracasar es aprender”, esta es una lección que nos compartieron los fundadores de Tukán, una startup de ropa biodegradable que quiere acabar con el impacto ecológico de la fast fashion.

Durante la sección de The Mentoring, Alejandra Marcote recomendó a los creadores de Tukán revisar bien el impacto que genera su proyecto esto les dará algunas ventajas y posibilidades de conectar con nuevos públicos. También les indicó revisar su modelo de negocio y reforzar la comunicación. Además les aconsejó no temer al fracaso para mejorar en el futuro.

Por su parte Carlos Zimbrón, les dijo que él ve que tienen una excelente oportunidad de generar una comunidad. Es una oportunidad que está muy interesante por la propuesta en sí de Tukán, de acuerdo con el especialista tienen la posibilidad de crear una comunidad afín con sus conceptos y los productos que han puesto en el mercado.

Dejarse llevar por el síndrome del impostor

En la sección The Speaker, Ale Marcote habló de uno de los padecimientos más comunes en la actualidad: el síndrome del impostor. Es decir, “la idea de que somos un fraude y si nos equivocamos se confirma que no somos lo suficientemente capaces”.

No tener confianza en nosotros mismos es una causa del fracaso en el emprendimiento. El miedo a intentar cosas nuevas viene ligado con dicho síndrome.

Marcote recomienda pensar en el fracaso como algo de lo más habitual en la vida. Pues cuando fracasamos, “nos autocastigamos, nos decimos que debíamos haber actuado de otra manera”, dijo.

Sin embargo, al momento de tomar decisiones de negocios (o de cualquier ámbito) es imposible saber cuál es la mejor decisión hasta no pasar por esta situación y es ahí donde viene el fracaso, que Ale define como no alcanzar las expectativas que tenemos.

Según Marcote, el 70% de las personas alguna vez ha sentido el síndrome del impostor. “Tenemos miedo a ser descubiertos”, añadió.

Como solución propuso “trabajar la aceptación del fallo y el error, pues somos humanos. Esto requiere de mucha humildad y de poder reconectarnos con nuestra vulnerabilidad, que no es lo mismo que debilidad. La vulnerabilidad nos permite ser más compasivos con nosotros mismos”.

No innovar

La única forma de ganar en los negocios es aprender más rápido. Muchas empresas nacieron o se fortalecieron durante la pandemia, en cambio, muchas que estaban muy fortalecidas no sobrevivieron porque no pudieron aprender e innovar. No innovar es una gran causa del fracaso en el emprendimiento.

Ale Marcote recomendó aprender de lo que sale bien y de lo que no sale bien. “Muchas veces queremos innovar, pero sin fallar, pero es difícil que eso suceda”.

Innovación significa crear algo que antes no había sido creado, es decir, experimentar. Así que, “si sabes que de antemano va a funcionar, entonces no es un experimento y no es innovación”, advirtió.

Pero innovar a veces da miedo a equivocarnos o a no hacer las cosas perfectas a la primera. “Si no hacemos las cosas perfectas pensamos que somos un fraude porque tenemos la idea de que menos que perfecto no vale, entonces tendremos miedo de innovar”, afirmó Marcote.

Así que, finalmente, “en los emprendimientos, mejor hecho que perfecto”.

 

Revive el evento WORTEV Rise Day Emprende y fracasa, sin miedo al éxito: https://youtu.be/j4T0HHCV6AI

 

* Con información de Arianna Jiménez y Christopher Argudín

Link de nota original : https://wortev.com/evento-emprende-y-fracasa-sin-miedo/

Post a Comment

Abrir chat
1
Hola!
Sí tenés alguna duda, escribime!