#Malamía: El fracaso ahora es el paso previo en los procesos de innovación

#Malamía – El fracaso ahora es el paso previo en los procesos de innovación

Incorporar la duda y el error en un proyecto es clave cuando se trata de encarar un cambio en una organización

MIÉRCOLES 04 DE OCTUBRE DE 2017

PARA LA NACION

Banco Galicia, por ejemplo, quiere instalar una cultura de la innovación, y para ello está aprendiendo a conversar con los errores no sólo desde lo discursivo, sino también en el día a día.

«Probar, equivocarte, reflexionar acerca de eso, aprender a corregir y volver a animarte a aprender, eso es innovar», explica el ejecutivo. La entidad organiza Aprender del Error, evento interno que no es ni más ni menos que la versión adaptada de las conocidas Fuck Up NightS (FUNs), la movida global que va por su novena edición en Buenos Aires y que trabaja para cambiar la mirada sobre el fracaso que reina en los negocios.

Unilever también tiene su versión de FUNs, que apodó #malamia. En ese encuentro invita a líderes de distintas áreas a contar cómo sus errores resultaron importantes para tomar grandes decisiones y continuar creciendo en su profesión.

«Vivimos en una época de cambios constantes. Aparecen marcas, inventos, maneras de vivir que hace cinco años no existían y, sin embargo, seguimos relacionándonos con el error de la misma manera que cuando el mundo era predecible», advierte Sandra Canutti, coach organizacional.

Esta época, sostiene la coach Josefina Elisii, está caracterizada por el movimiento y la ambigüedad. «Para aprender, necesitamos dudar, cuestionarnos y hacer. En el hacer nos equivocamos y el error nos ilumina para poder volver a hacer y seguir aprendiendo», dice.

Las empresas pueden implementar sistemas que permitan la equivocación «reparada» o «reconvertida» en un proceso positivo y sano, en pos de disminuir los márgenes de error, afirma desde otra disciplina Walter Brizuela, director de la Escuela de Negociología-International Businesslogy School (IBLS).

Por su parte, la psicóloga Alicia Varela comenta que en el pasado se valoró el «saber-hacer» como un saber absoluto, sin dudas, ni fisuras ni errores, «y eso es un obstáculo para que aparezca el pensar propio en los acontecimientos normales que ocurren en cualquier desempeño laboral o formativo».

Bronca y duelo

Los especialistas brindan algunos consejos para sobrellevar un error.

Puntualmente, recomiendan que una vez «fracasado», hay que transitar emocionalmente esa situación: «Hay una etapa de bronca y luego, un pequeño duelo. Ahí, lo recomendable es poder sacar un aprendizaje, y salir resiliente y fortalecido para iniciar un nuevo proceso», sostiene Alejandra Marcote.

Post a Comment